domingo, 7 de septiembre de 2008

Que domingo!

Woww... Llegue al domo sin saber que pasaría, no tenía ni la más remota idea de lo que ahí pasaría. Subí las escaleras, vi los zapatos guardados, por inercia me quite mis huaraches y los guarde, toque la puerta, salio a recibirme Lila con una superhipermega sonrisa, me abrazo y me dijo... "estoy muy feliz, que bueno que veniste", le correspondi el abrazo y la sonrisa, pase, me presento a todos (la verdad no los conté, que raro, casi siempre cuento a las personas que están en un lugar, es una forma de quitarme los nervios). Ellos hicieron preguntas a su instructor, me quede sentada, el dolor de espalda y de cuello estaban a mil, me quite los collares que traía puestos, no los soportaba.

Una de ellas me pregunto que si como me sentía y le respondí que rara, extraña, me pregunto que si que me dolía y le respondí el cuello y la espalda. A los cinco minutos llego Daya, Lila la presento a todos, el instructor siguio con sus respuestas y al poco rato comenzamos.

La primera a estudiar fue Daya, mientras más iba aprendiendo más me iba doliendo el cuello y la espalda, me sentía super tensa, pero a la vez me iba relajando. Todo el tiempo que estuvimos analizando la situación de ella pensaba... "a la madre!... si ella esta así, como estaré yo!", pero cuando me toco mi análisis me di cuenta (o es lo que quiero creer) que no estoy tan "pior", se me hizo que conmigo fue más rápido (esto quizá por las técnicas aplicadas), el cuello seguía doliéndome pero no tanto, la espalda ya no me dolía, lo que sí es que me empezo a doler el brazo derecho, como si me hubiesen dado unos toques eléctricos (que raro!).

El instructor me pregunto que si como me sentía y le dije que "normal", "igual", a lo que respondio que poco a poco me iba a sentir mejor, que confiará, que tuviera fe, que mi aflicción es leve, que Dios me ha ayudado a superar ese obstáculo que traigo encima y si lo he estado superando desde hace años, por supuesto lo seguiré superando en adelante, hasta que sea el tiempo oportuno.

El único alumno que estaba ahí (bueno del género masculino) me dijo... Ten fé, no la pierdas, siempre entrega tus problemas a Él, pero de verdad, de corazón. Me llego lo que me dijo, porque si es verdad que todas las noches rezo, agradezco, pero siento que no es suficiente.

Siento que salí un poco más ligera de carga emocional del curso, pero solo un poco, platicando con Daya me dijo... "wey lo primero que pensé fue en AChe en la culpa que sientes por ella, por no estar todo el tiempo con ella, por querer darle todo lo que quiere o necesita, por no tener un padre, por no ser una madre de tiempo completo"...

Me quede pensando en sus palabras y tiene toda la razón.... Así es como me siento, siento que no hago lo suficiente, que no me esfuerzo lo suficiente, que no exigi a Javier su responsabilidad, que lo que he hecho ha sido por la ayuda que he recibido de mi familia, que si estuviera sola no sé donde estuviera, siento culpa de que ella no tenga padre, pero me siento orgullosa que la figura paterna que tiene es mi padre (un gran hombre y para mí el mejor de los padres!). Siento culpa por trabajar todo el día, por no estar con ella, porque ahora cuando estoy con ella es cuando me la llevo a la boutique, siento culpa y esa culpa es la que tengo que dejar a un lado porque mi hija es independiente de mí, es otra persona, es parte mío pero no soy yo...

Siento que al estar escribiendo esto me estoy liberando, mi cuello ya no me duele tanto, mi deseo por verla es enorme (sigue de vaga la chamaca con su abuela) y estoy sonriendo, sonriendo porque sé que esta en excelentes manos, se esta divirtiendo y sé que ahorita cuando llegue me dirá... "mamá me diverti mucho" y al estar acostadas a punto de dormirnos, después de rezar me dirá... "mamá te amo" yo la abrazaré y le responderé como siempre "yo también te amo, te quiero, eres mi todo", le daré un beso y nos quedaremos dormidas, juntas, abrazadas.

4 comentarios:

  1. AMIGA NO SABES LO FELIZ QUQE ME HACE QUE HAYAS IDO Y QUE TE HAYA AYUDADO TANTO..

    LASTIMA QUE NO PUDE IR... NI MODO AMIGA EL DIABLO QUE ME TIENE BIEN MORDIDA EL ALMA .. ESPERO IR A OTRA PLATICA DESPUES.. BESOS!

    ResponderEliminar
  2. sabes que en eso estoy mi mama siempre me dice que le entregue mis problemas a Dios y que tenga fe, ahora lo necesito de verdad... Ojala podamos confiar y tener fe.
    Mucha fuerza tocaya!

    ResponderEliminar
  3. Venus, no te sientas triste por la niña, ella sin su padre es una niña muy feliz y así va a ser siempre en su linda vida.

    A veces nos va muy mal, que a la mejor es tu caso, pero despues de la tempestad viene la calma, el que el hombre haya sido un joto, tu no tienes la culpa.

    Animo mi Venus

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.