miércoles, 3 de septiembre de 2008

Asco

Hoy me dio asco una persona, no por su forma de vestir o en su pulcritud, sino por su forma de actuar, de pensar y de hacer, bueno, sobre todo de hacer...

Jamás creí me fuera a sentir así por la actitud de esa persona y hoy me di cuenta que debo aplicar más seguido la frase de "nunca digas nunca" o "jamás digas jamás".

Que feo es que alguien se caiga del concepto en el que le tenías y en el caso de hoy insisto... ¡Que asco! y que desilusión saber que no es lo que te daba a entender que era...

En fin, allá esa persona, es muy su vida, pero para mi conceptualización de moral, de valores y las enseñanzas obtenidas a lo largo de mi corta o larga vida, hoy el tiempo ha sido en balde.

3 comentarios:

  1. ¿Asco es igual a pena?.

    Hola venus ya estoy por aqui y ya tenia ganas.

    un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Si no tienes ganas de ser frustrado jamás en tus deseos, no desees sino aquello que depende de ti. EPICTETO

    "Nunca digas jamás y nunca digas siempre, son plazos muy difíciles de cumplir"

    ResponderEliminar
  3. Hola Luis Javier en este post, no, el asco no es igual.

    Daya... Lo sé... pero y cuando en los deseos intervienen factores los FODA ??? you know what I mean... por más que dependa de ti, puede que no sucedan por los factores imprevisibles...

    Saludos!

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.