lunes, 8 de octubre de 2007

Tus manos

En este momento estoy recordando tus manos, su forma y sintiendo su calidez. Esas manos que son un peligro cuando tocan algo, para mí son simplemente unas manos a las que adoro. Me encanta cuando entrelazo mis dedos con los tuyos porque siento a la vez tu amor, siento que te protejo y a la vez siento tu protección.

Recuerdo la primera vez que besé tus manos y sonrio para mis adentros, mi mente va a ese lugar y a ese tiempo, si alguien me ve en este momento me preguntaría... "El que sonrie de esa manera de sus maldades se acuerda", pero no sabe que esta sonrisa no es de maldad, sino todo lo contrario, esta sonrisa es de un grato recuerdo, es de cariño, es de amor.

Amor por esa persona a la que recuerdo con esas manos que tengo en mi mente y en mi corazón, a esa persona que hoy al medio día al entrelazar nuestras manos, nos tocamos con tanta dulzura y gozo, a esa persona a la que aún en el día más nublado esta conmigo y hace me relaje con el solo hecho de acariciar sus dedos.

Si, en este momento estoy recordando tus manos, tan pequeñas, tan suaves, tan gorditas (pachoncitas, acolchonaditas), tan tibias y tan llenas de amor hija mía...

1 comentario:

  1. En mi no son las manos son los muchos besos que me da mi hija de 10 años, muchos besos, besos cuando menos me lo espero y muchos abrazos.
    me encanta esa demostración de cariño sincera de una hija.

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.