viernes, 5 de octubre de 2007

Negro

El recuerdo más vivo que tengo de tí de cuando eras pequeño, fue una de las veces que fuimos a visitar a mis abuelos en Cd. Juárez, yo estaba leyendo una revista recostada en una silla en el patio de la casa, cuando de repente mi revista desaparecio y antes de voltear siquiera a ver que había pasado me diste un beso y un abrazo que me sorprendieron mucho. Tu tenías como 5 años en ese entonces y no creo lo recuerdes, pero a mi no se me olvida porque ese abrazo fue muy efusivo y con mucho amor.

Cuando tenías más o menos unos 8 años nos visitaste en éstas tierras, un sábado que fuimos a nuestras clases de Judo, nos acompañaste muy contento, nos fuimos caminando a donde estaba trabajando mi papá y era pasar por la parte trasera del colegio Regis, ahí ibamos bobeando viendo a los jugadores de futbol americano en sus prácticas, cuando en un de repente te me desapareciste, cuando voltie, te ví tirado en media banqueta... Por estar viendo a los jugadores no te diste cuenta del poste de concreto que se te cruzo en el camino !!! De suerte traía un pañuelo y te lo puse en la nariz que te sangraba mucho... Pobre de tí!

Después por cuestiones propias de la vida, solo nos veíamos en raras ocasiones. Fuimos creciendo, tu entraste al Navy (por haber nacido en El Paso, Tx., aunque eres más mexicano que los nopales), yo seguí con mi vida. Por azahares del destino caí en Tijuana, y tu vivías en San Diego, te llame para vernos uno de esos días. Me llevaste a bailar, a una parte donde acampamos (no recuerdo el nombre), me volviste a llevar a bailar, por tí conocí La Bufadora, Rosarito y Tijuana, fuimos a Six Flags, me llevaste a conocer el barco donde pasabas la mayor parte de tu tiempo. Y esas 5 semanas que estuve allá fueron unas de las mejores que he pasado en mi vida.

Luego cuando tu vienes a éstos rumbos la fiesta sigue!, nuestra clave es regresar a las 5:00 a.m., mi casa es tu casa, el tiempo que convivimos la pasamos muy bien, nos damos tiempo de platicarnos nuestras aventuras y desventuras, de opinar en nuestra forma tan similar y tan diferente de pensar, en apoyarnos y regañarnos, en ser francos con nosotros mismos.

Cuando voy a Cd. Juárez sigues siendo el mismo juguetón y mujeriego de siempre, me defiendes a capa y espada (incluso quisiste golpear al chamaco que en una ocasión aventó una botella y vino a golpear mi barbilla), te preocupaste cuando se me perdio mi bolsa en una tienda de wall mart de El Paso. Nos llevaste a comer lonches de colita de pavo y hasta el parque de Cd. Juárez fuimos a dar. Tratas a mi hija como si fuera tuya, incluso te encanta mi hija por ser tan aguantadora a tu carrilla!!! - tu me entiendes ;) -

Hemos pasado por tantas cosas buenas, que HOY te recuerdo con mucho amor, con mucho cariño, porque un día como hoy Naciste, un día como hoy te convertiste no sólo en mi primo, sino en mi hermano del alma, un día como hoy te dedico éstas letras con todo mi corazón...
A tí mi Negro querido!

1 comentario:

  1. Negroooo muchas felicidades!!! Espero que la pases excelente, que tooooodos tus deseos se hagan realidad, portate mal y cuidate bien ;)

    Un Abrazo y un beso enormes =D

    P.D. Aunque me resistía a probar los lonches que tienen un nombre rarito, debo admitir que están bastante buenos, jajaja

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.