jueves, 6 de septiembre de 2007

Un día nublado

Un día nublado me hace sentir en paz, hace que mi mente se relaje y la esperanza resurja.

Cuando el día esta nublado en ocasiones me gustaría estar fuera del bullicio de la ciudad, estar en algún campo, en carretera o simplemente en algún lugar donde se respire la tranquilidad que me trae la humedad del ambiente.

Otras veces quisiera estar recostada, viendo películas, abrazada de la persona amada, disfrutando una fresca y rica tarde. Si es en invierno le agregaría estar tomando un rico chocolate caliente, tapada con una caliente frasada.

Pero es una lástima que día tan rico y tan nublado como hoy, sólo este usando mi imaginación para viajar a los lugares soñados...

2 comentarios:

  1. Me encantan los dias nublados y mas si son frios, me transporto a esos lugares que he vistado y me llegan los olores y senzaciones.
    Cierro mis ojos y me encuentro en la sierra de Yecora o en la cascada de Basaseachi (en chihuahua) o a los bosques en la selva negra en Alemania, en esos maravillosos castillos de Francia, si esta llovisnando me voy a Brujas o Amsterdam con sus molinos de viento y su olor a cocoa....
    Como puedes ver amiga mia, la imaginacion nos lleva a lugares tan hermosos que pueden alegrar el mas triste de los dias.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Si amogocho, la imaginación es maravillosa... Aunque ya no esta nublado por éstos rumbos, me siguen encantando ese tipo de días...

    Te mando un abrasototote de oso hasta Tj

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.