lunes, 15 de junio de 2009

Olvida el No puedo!

Libérate de las cadenas que llevan el sello de "¡No puedo!" y serás capaz de alcanzar cualquier altura que desees.

¡Puedes hacer cualquier cosa... si crees que eres capaz de hacerla! ¿Es fácil? Por supuesto que no.

En la vida, nada que valga la pena es fácil. ¿Podrás hacerlo? Si, pero jamás lo sabrás a ciencia cierta, a menos que lo intentes y sigas intentándolo... Esa es la actitud de los ganadores.

Todas aquellas personas cuyo blanco siempre es bajo aciertan generalmente a lo que tiraron: apuntan hacia la nada y dan en el blanco.

Creo que una de las fuerzas más poderosas del mundo es la voluntad del hombre que cree en si mismo, que se atreve a apuntar hacia lo alto, que se dirige confiado en busca de las cosas que desea de la vida.

"¡Yo puedo!" es una frase poderosa. Uno nunca sabe lo que puede lograr hasta que lo intenta. Es algo tan sencillo que algunas personas lo pasan por alto. Si decides prestar atención a todos los argumentos negativos en contra del proyecto que deseas realizar, jamás lo intentarás siquiera. Te darás por vencido antes de comenzar y seguirás lamentándote toda tu vida por lo que pudo haber sido y no fue.

¡Has de conceder a tus sueños la oportunidad de que se transformen en realidad! Es imposible ganar una carrera a menos que uno se arriesgue a correr, es imposible alcanzar la victoria a menos que nos atrevamos a luchar. No hay vida más trágica que la del individuo que alimenta un sueño, siempre deseando y esperando, pero sin que jamás le dé la oportunidad de que se transforme en realidad. Alimenta ese sueño vacilante, sin que nunca le permita estallar en una llamarada.

Hay millones de personas que sueñan así en conseguir un mejor empleo, en montar su propio negocio, en comprar una mejor casa, en realizar un viaje, en escribir una novela... Personas que sueñan, pero que jamás se arriesgan, que jamás están dispuestas a pronunciar las palabras ¡YO PUEDO!, que nunca confian sus sueños al mundo real de la acción y el esfuerzo; en fin todas aquellas personas que temen tanto al fracaso, que por ello fracasan.

Sal de ese grupo y decide unirte al grupo de personas que vemos la vida como una maravillosa a ventura. Personas que valoramos más nuestros sueños que las opiniones negativas de personas a las que no les importan nuestros resultados. Unete de una vez por todas al grupo de personas que hemos tomado como lema para nuestra vida dos simples palabras: ¡YO PUEDO! Con esa actitud, serás capaz de logros que antes creias incluso imposibles. Recuerda que todo éxito comienza con la firme creencia de ser capaz de realizarlo.

2 comentarios:

  1. como dicen.. uno empieza a triunfar cuando se lo propone... si uno empieza a decirse que no puede algo, efectivamente. no podra hacerlo...

    saludos!

    ResponderEliminar
  2. como dijera la cancion "que gane el quiero la guerra del puedo".

    saludos.

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.