martes, 19 de agosto de 2008

:( Patoaventuras

El sábado se fue mi AChe con mi mamá a ver a mi abuelito, ese viaje fue todo un show, su autobús salio a las 6 pm, debiendo llegar 12 horas después es decir a las 5 o 6 am del día domingo. Lo malo fue que llegaron pasadas de las 6 pm, osea un retraso de 12 horas!!!!!

En ese viaje les pasaron algunas situaciones que hizo se retrasará demasiado el camión. Para empezar a un par de horas de Hermosillo se descompuso, esperaron 2 horas a que llegará otro, luego en plena sierra detuvieron el tráfico porque una pipa estaba tirando gasolina o aceite, sumando una fuerte lluvia o tormenta donde no dejaban pasar y cuando por fin les faltaba una hora para llegar a su destino, se le reventó una manguera al camión… Yo estaba desesperada porque no entraban llamadas, este domingo fue ANGUSTIANTE totalmente, estuve en la boutique sola, llorando como una magdalena todo el día.

Me dio mucha tristeza cuando por fin hable con mi AChe que me dice: “mamá este viaje no me gusto”... Le pregunte si había comido y me dijo que si, que comió plátano, mango y melón. Resulta que mi mami llevo 2 plátanos, 2 naranjas y un mango para el viaje... En la mañana le dio un plátano y al rato el mango, como no dejaban pasar los carros se fueron a caminar por la carretera, donde una señora les regalo una botellita de agua porque la niña tenía sed. Tiempo después, mi mamá vio que venían unos muchachos con unos melones y les pregunto que si donde los habían comprado, a lo que uno de ellos les regalo uno, claro esta que cuando me estaba diciendo volví a llorar de tristeza, de hecho me acuerdo y tengo el corazón en un puño.

Cuando por fin llegaron a Janos a comer, mi mamá le pidió pollo con verduras, frijolitos y arroz, pero la niña no pudo comer, porque el pollo estaba súper enchiloso!, así que sólo comió frijoles y arroz -así traería de hambre mi AChe porque casi no le gustan los frijolitos :’( -

Mi mamá se dio cuenta que al estarme contando yo estaba llorando y me dijo... “crees que la voy a dejar morir de hambre, claro que no, mira no te preocupes que si comió y todavía esta comiendo, porque en cuanto llegamos tus tías la atrincaron de cosas”. Eso me calmo, pero seguí con el corazón apachurrado.

Lo "pior" es que se le hizo tarde a mi mamá porque el bueno para nada de mi hermano se confundió y no le llevo la maleta de la niña, el sábado le preparé 2 cambios en su bolsita, le puse una falda y una blusa moradita, eran dos vestidos muy bonitos, uno que mi amigocha Michelle le regalo y otro que puse por si se ensuciaba para la inauguración. De hecho, mi niña no estuvo conmigo en la inauguración, pero nos vimos en la boutique a las 3:30 pm cuando me vio le brillaron los ojitos y me dijo “mamá que bonita”, sólo porque tenía más de tres de años sin ponerme vestido!!!...

Pero bueno, sé que las cosas suceden por algo y creo firmemente que si no les hubieran pasado todas esas patoaventuras quizá algo muy feo hubiese sucedido, creo fielmente que nuestro ángel de la guarda y Diosito las cuidaron mucho y sé que cuando nos volvamos a ver seremos las madres y las hijas más felices del mundo.

1 comentario:

  1. Reyna no te mortifiques, te aseguro que esas "patoavenuturas" son expericiencias que nunca se le van a olvidar a la niña.

    Besitos


    Liza

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.