viernes, 12 de diciembre de 2008

Chiste del día!

Una mujer le dice a su cirujano plástico que ella quería reducir sus labios vaginales en tamaño, porque estaban muy sueltos y flameantes.

Debido al bochorno insistió que la cirugía se mantuviera en secreto y el cirujano aceptó.

Saliendo de la anestesia, encontró 3 rosas cuidadosamente colocadas junto a su cama.

Fuera de sí, ella inmediatamente llamó al doctor.

-'Pensé que le había pedido que no le diga a nadie sobre mi operación!'

El cirujano le dijo que había llevado a cabo su deseo de confidencialidad y que la primera rosa era de parte de él:

-'Me dio lástima porque pasó por todo esto sola.'

-'La segunda rosa es de mi enfermera. Me asistió en la cirugía y se identificó porque ella pasó por el mismo procedimiento hace algún tiempo atrás.'

-'¿Y qué hay de la tercera rosa?' - preguntó ella.

-'Esa es de un hombre que está en el piso de arriba, en la unidad de quemados. Quería agradecerle por sus nuevas orejas…….'

........

jajajajajajajajajaja

........

3 comentarios:

  1. jajajajajajaja

    Anónimo... Es lo bonito de los chistes... Cada quien se proyecta y se visualiza. Take it easy

    jajajajajajajaja

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.