viernes, 9 de mayo de 2008

Autodependencia

"Es increíble como alguien puede romper tu corazón y sin embargo sigues amándole con cada uno de los pedacitos"
...........
Esta frase la tiene en su msn Maritza y aplica es este rollo, porque aplica!!! ... ayer... al ir al primero de muchos cursos-talleres que imparte Lila, nos enseño un nuevo concepto que es la autodependencia... Ya no existe solo la dependencia, independencia, interdepencia, codependencia, etc... Así que me di cuenta que tenemos la libertad de sentirnos como querramos pero a la vez debemos afrontar la responsabilidad que implica el haber tomado esa decisión.
Ton's la autodependencia es el poder que tenemos nosotras mismas en decidir sobre lo que querramos y depender sólo de nosotras mismas, de una forma conciente, quizá viéndonos algunas veces como enfadosas, pero teniendo en cuenta que nuestro cerebro debe saber separar esas decisiones de nuestras emociones... Esto es un proceso muy difícil y largo, debemos romper muchos paradigmas, debemos "sufrir" por conseguirlo porque -como es mi caso- mis emociones tienen mucha influencia en mí.
La alegoria que me gusto mucho y que dijo Lila, es la siguiente... todos vamos en un carruaje... donde los sentimientos son los caballos, ellos deben ser tirados por el jinete que es nuestro cerebro, el carruaje en sí es nuestro cuerpo y nosotras -osea nuestro yo, nuestro ser, nuestra alma, nuestra luz o como le quieras llamar- somos ese pasajero que le tiene que de indicar el camino a seguir a ese jinete para que los caballos no vayan haciendo lo que quieran en lo que buscamos y llegamos a nuestra felicidad...
.........................
"Empiezo a construir mi yo. Aprendo a no confundirme con el otro, a no creer que el otro siente o debe sentir necesariamente lo mismo que yo, los demás no piensan ni deben pensar como yo. Que el otro no está en este mundo para satisfacer mis deseos ni para llenar mis expectativas. Discriminando, confirmo definitivamente que yo soy yo y tu eres tu.
Toda vez que yo pueda decir sí o no, soy libre. Cuando no tengo más remedio que decir sí, entonces no seré libre. Cuando no tenga más remedio que decir no, entonces no seré libre, pero mientras tenga la opción, hay libertad. ¿Por qué? Porque hay más de un camino y entonces puedo elegir. Si en el espacio de tiempo pequeño que ocupaba, no existía más que una posibilidad y en el espacio mayor que ocupo al haber crecido aparece una posibilidad más, entonces al crecer empecé a ejercer la libertad de elegir.
Soy responsable por lo que elijo, justamente porque podría haber elegido otra cosa. No puedo dejar de ser libre; por lo tanto, no puedo dejar de ser responsable de lo que elijo. No puedo dejar de ser responsable de mi propia vida. El verbo "elegir" implica responsabilidad. Esto es: ¿Por qué lo hicistes? Simplemente... porque yo quise."
Compendio del libro
"El camino a la autodependencia"
de J. Bucay
Hay tanto por decir, por explorar, por aprender, por usar, que de verdad y de todo corazón les digo... Ojalá pudieran tomar éstos talleres... se aprende mucho y más porque son aplicables en cualquier etapa de nuestra vida, sin discriminación de edades, sexo o religión...
Ya les contaré que aprendí en el siguiente....

2 comentarios:

  1. Amiga... no sabes el gusto que me daa que haayan ido a ese curso... creo que ya habia escuchado ese termino quiza con otro merco teorico.. pero me pondre a leer los libros que tengo al respecto. Amiga.. que nuestra inteligencia emocional crezca... nada te lastima si tu no se lo permites.. te quiero besotes

    ResponderEliminar
  2. Supongo que no eres la primera ni la ultima a la que le pasa. Me añado al grupo, aunque no se si eso sea bueno. Seguimos en la lucha!!

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.