domingo, 13 de enero de 2008

Llanto

No recordaba cuando fue la última vez que llore de esa manera. Regularmente soy llorona, pero sólo son un par de lágrimas y listo! es todo. Recordando el motivo anterior a como lloré ayer fue cuando hace años me cayó el veinte de que había terminado para siempre con mi primer novio. Fue un llanto histérico, no podía controlarlo, no podía controlarme, me decía a mi misma que no debería de llorar pero no podía parar. Esa vez fue un llanto a grito abierto, donde sacar muchas cosas que traía reprimidas en mi alma, mi mente y mi corazón, me hizo caer rendida, sin aliento, con una sensación de haber desechado algo pero a la vez que me hacía falta algo más.

Ayer en la tarde me paso lo mismo! De repente entre en una histeria que no podía controlar, por más que me repetía a mi misma que me detuviera, que no llorará de esa forma, que me iba a doler la cabeza y los ojos se me hincharían muchisimo no podía parar.

Esas lágrimas limpiaron un poco mi tristeza, el duelo por el que estoy pasando, que sé es una tontería, pero siento que estoy ahogada y conteniendo mis palabras y sentimientos para no herirme más.

El llanto de ayer me hizo perder la última esperanza que tenía, pero sé que un día no muy lejano renacerá nuevamente en mí cual ave fénix renace de entre las cenizas.

3 comentarios:

  1. Es bueno llorar, porque muchas veces el llanto nos hace asumir la realidad, pero más importante es lo que hay tras el llanto, es tu actitud, esa actitud positiva que muestras y que no pierdes la esperanza.
    ¡por lo menos el llanto sirve para algo¡

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. 100% de acuerdo Luis Javier... Me siento súper bien y sobre todo feliz por lo que estoy cristalizando...

    Gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
  3. Hola venus, quisiera poder contestar pronto a los comentarios pero no puedo, estoy trabajando muchas horas y llego a casa casi muerta, pero agradezco tu constancia en mi blog, amiga, llorar es bueno, purifica el alma, aparte las lagrimas tambien nos ayudan a sentirnos mejor, llora mucho, chilla, patea, grita, y despues duerme, así descansa el alma, al día siguiente un baño rico, arreglate lo mejor que puedas y sal a taconearle a la vida, con la mejor actitud, te doy mi palabra te sentiras muy bien, besos...

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.