jueves, 13 de diciembre de 2007

TupperSex

La idea nació en Estados Unidos. Ser mujer y pisar un "sex shop" no es tarea fácil y que pase inadvertida, pero al existir la demanda, se creó esta modalidad puertas adentro para que aquellas mujeres con intereses sexuales tuvieran un espacio íntimo y privado en donde pudieran compartir necesidades.

Las mujeres hablan con confianza de sus vidas maritales. Estas reuniones producen un efecto liberador que les hace bien y pueden compartir experiencias, aprender y aconsejarse entre todas. Las mujeres pueden adquirir elementos de belleza siempre con una connotación sexual, pero nunca llegando a la grosería o la falta de respeto. Lo que más se suele vender son perfumes que despiertan el deseo masculino, jabones, vibradores, sahumerios que predisponen al encuentro y a las chicas les encanta.

Quienes se inclinan por asistir a estos acontecimientos son las mujeres entre treinta y cinco y cuarenta años. La gran mayoría de las participantes están casadas, o divorciadas y vueltas a casar que ya saben lo que quieren en materia sexual y desean activar nuevamente sus experiencias, no caer en la rutina de la cama y seguir aprendiendo trucos para conquistar una y otra vez a sus maridos y disfrutar ellas.

En mi caso, jamás he podido entrar en una tienda sexual ni siquiera a mirar porque para mí es muy incómodo que me vayan a estar observando como un bicho raro y esta nueva modalidad de tupper sex con una buena taza de té o café -según el gusto- y galletitas se me hace excelente para mostrar, tocar, sentir y probar e incluso hacer todas las preguntas que se deseen con respecto a los juguetes y accesorios.

A ver chicas!!!! cuándo hacemos un tupper sex ???? Digo si ya esta a punto de llegarme la lencería fina, de una vez aprendemos de los juguetitos...
Fuente. en plenitud

4 comentarios:

  1. HOLA SALUDANDOTE YA DE REGRESO NUEVAMENTE, ESTUBE ALGO ENFERMA Y AUSENTE PERO NUEVAMENTE YA ESTOY DE REGRESO, SALUDOS Y ABRAZO.

    ResponderEliminar
  2. Conny, espero te encuentres mejor de salud.

    Gracias por tu saludo, ya entraré de nuevo a tu blog para leerte.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo, las ultimas 3 o 4 veces que he estado en un a tienda sex shop fue para comprar vibradores o lubricante.

    Considero y tal vez hasta necesario los juguetes sexuales y sobretodo compartirlos en pareja.

    ResponderEliminar
  4. Yo no conozco ningún Sex Shop :s La única vez que traté de entrar fue con mi primo en Cd. Juárez en una que se llama "Venus" (si lo sé, mi nombre es muy dado para este tipo de establecimientos, jejejeje) yyyyy ese día cerraron temprano por inventario !!!!

    Maldita sea mi suerte!

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.