sábado, 21 de febrero de 2009

Mi gordita

Después de que mi hija se quedo dormida en los tacos de carne asada y que la tuve que cargar al carro, donde obvio me dolio mi querida y bella espalda y Zully me ayudo a abrir la puerta del carro... Fue cuando me dí cuenta que la noche apenas empezaba... Y eso que eran las 11:20 p.m.

Y empezaba porque me fui directo a mi casita a "dormir", pero resulta que al preparar todo y acostar a la gordita, la toqué y madres! traía temperatura, le dí paracetamol y estuve checándola a cada rato para que se le bajará la temperatura.

Anoche pensé en dormir rico, lindo y tendido y nada!... Me desvelé más que sí me hubiera ido a pachanguear, eso sí, estuve al pendiente de mi nena, ahorita en la mañana le dí otra pastilla de paracetamol y al rato la llevaré al pediatra...

Chinnn... estos mugres cambios de clima... me repatean... a mí que me enfermen, no hay bronca, pero a ella que ni me la toquen... pero bueno... es parte de la vida...

2 comentarios:

  1. no pues mal pedo por la morrita, pero pues tambien se tiene que enfermar, son cosas de la vida.

    que se mejore.

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Lo bueno es que gracias a dios ya esta mejor.. comio.. estudio y paseo en la bici.. seña de que todo de pelos...

    KIERO NIEVEEEEEEEEEEEEEE!!!

    Y UN CAFÉEEEEEEEEEEEE!!

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.