lunes, 6 de agosto de 2007

Fin de Semana


Hacía mucho tiempo no disfrutaba tanto un fin de semana.


Un sábado lleno de lluvia - riquisimo -, una tarde viendo películas y disfrutando con todos los sentidos al lado del ser querido, una plática con mi mejor amiga; una noche fresca, tranquila y deliciosa.


Un amanecer de domingo que se convirtio en despertar al medio día, de nuevo el día fresco por la lluvia de la noche anterior, feliz por saber que mi hija se sigue divirtiendo de lo lindo con sus abuelos; saliendo por completo de la rutina, disfrutando de nuevo, viendo películas como si no hubiera ningún pendiente por hacer, relajación total, yendo por la tarde-noche a una piñata y llegando al final de la misma pero feliz por ver a mis sobrinitos postizos divertirse de lo lindo en una albercada, pero meláncolica a la vez por saber que mi hija no estaba conmigo. Olvidar los problemas, respirar de nuevo el aire puro del lugar donde estaba.


Regresar a mi casa ahora sí a hacer los quehaceres que no hice durante el día y acostarme temprano para el día de hoy estar recargada al 100%, con el ánimo y el optimismo arriba.


Fue un sabroso fin de semana como el que no había tenido en años.

2 comentarios:

  1. Amiga mia, que feliz me hace saber que te olvidaste del estres y del mundo y disfrutaste tu fin de semana, como hacia tiempo no lo hacias.
    Espero que todas tus baterias esten cargadas y puedas enfrentar los retos de esta semana con una sonriza.
    Muchos fines de semana de estos.
    Besos y Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Que envidia! Felicidades, como hace falta que nos demos tiempo para nosotros y que por un fin de semana podamos regalarnos momentos que como alguna vez dije "se graban en la memoria del corazón" porque esos difícilmente se olvidan.

    Besos

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.