jueves, 22 de abril de 2010

¿A cuánto la base de datos?

Hoy recibí este correo por parte del buen Perjudio… ¿tú que opinas?

El pasado 10 de abril fue la fecha límite para llevar a cabo el registro de nuestros datos para el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Renaut). Para ese día millones de celulares aún continuaban sin registro. Los pretextos y razones eran muchas, pero entre las principales se encontraba que era inseguro dar nuestros datos personales, pues con la inseguridad como está quién sabe en manos de quién podrían caer.

A pesar de que la posibilidad siempre estuvo presente, muchos descartamos la idea, pues ¿cómo sería eso posible? Lamentablemente, sí es posible y lo fue aún más cuando esta semana se dio a conocer que en Tepito se venden bases de datos de la ciudadanía.

Así es, por 12 mil dólares cualquiera puede ser dueño del padrón electoral de todo el país, además del registro de todos los vehículos, licencias de conducir, números de todos los teléfonos públicos de la nación, y los datos, fotografía y placas de todos y cada uno de los elementos policíacos que operan en México.

Estos datos salieron a la luz el pasado lunes 19, cuando el periódico “El Universal” publicó la información, producto de una investigación que ellos mismos realizaron.

El diario informó que en tres memorias externas de 160 gigabytes se pueden adquirir los datos mencionados y que, según una persona que ya compró dicha información, éstos no sólo son adquiridos por organizaciones criminales, sino por policías, pues ellos mismos no cuentan con la información y al comprarla se les facilita el trabajo.

Además, con la exhibición de esta situación, la incertidumbre y miedo de los ciudadanos crece, pues ahora cualquiera podría tener en sus manos todos nuestros datos y los de nuestros familiares y amigos y se facilitaría el hecho de que fuéramos víctimas de extorsión u otro tipo de delitos.

La pregunta forzada es: ¿Cómo fue que la información privada, propiedad del gobierno, ya está a la venta en las calles?

Para variar y no perder la costumbre en nuestro país, ahora nadie tiene la culpa. Una vez más, el asunto se ha politizado y los diputados comienzan a echarle la culpa a los otros partidos y sobre todo, a la Federación, pues “por su negligencia, los datos salieron”.

Antonio Mazzitelli, el representante en nuestro país de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito declaró que es la obligación del Estado el proteger la información personal de los ciudadanos, pero reconoció que las bases de datos pueden ser quebrantadas.

En cuanto a la información del Renaut, el presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Héctor Osuna, tendrá que declarar ante los diputados cómo se va a garantizar que los datos del registro no lleguen a las manos de delincuentes.

Y para empeorar un poquito más las cosas, no existen tipos penales al respecto, es decir es un delito que no está tipificado dentro de nuestras leyes, así que apenas se tiene que plantear cómo va a reglamentarse y castigarse… ¿Entonces, quién será el que nos ayude? ¿O la que nos ayude?
Por lo pronto, quien está en boca de todos y en medio de los reflectores es nuestra primera dama, Margarita Zavala. Y es que a pesar que desde que inició el mandato de su esposo, el presidente Felipe Calderón, Margarita ha mantenido un perfil discreto, en los últimos días ha aparecido en numerosos medios nacionales e internacionales.

La semana pasada fue la anfitriona en la visita de la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, a nuestro país. La señora Obama no hizo más que elogiar a Zavala, afirmando que “es inteligente, es dura y apasionada por lo que hace” y que la considera “su amiga”.

Pero además, el pasado lunes 19, el periódico “The New York Times” publicó una entrevista exclusiva con la primera dama. En ella, hablaron de su vida antes de casarse y de que su esposo se convirtiera en presidente, así como sobre la visita de Michelle Obama a México y de los planes que Zavala tiene a futuro dentro del ámbito político.

En respuesta a lo anterior, Margarita declaró que no está interesada en ocupar ella misma la silla presidencial, pero sí seguirá luchando por el bienestar, la salud y continuará la batalla contra las drogas.

Y para acabar, hace unos días el periódico “Excélsior” dio a conocer una encuesta en la que se revelaba que la primera dama de nuestro país es la más popular dentro de su partido, el PAN. Esto, por supuesto, por encima del dirigente nacional, César Nava y del mismo Calderón

2 comentarios:

  1. YO LO RECIBÍ DE UN SEMANARIO QUE SE LLAMA "YO INFLUYO"...y lo había leido en el Universal...pero no se porque no se ha hecho un escandalo de esto..que si...debiera ser!!
    porque es alarmante!!
    que miedo!!!
    asco el viejo!!
    ah no ese no va...
    SALUDOS VJ!!

    ResponderEliminar
  2. y eso no es nada... por 200 pesos puedes obtener cualqueir grado que quieras.. desde una licenciatura hasta un doctorado... por la universidad del pais que quieras... tambien puedes comprar CUALQUIER cosa, animal o persona por cantidades irrisorias... puedes vivir sin pagarle ni un peso al gobierno... y aun asi.. hacersela de pedo para que mantenga tus marranandas.. ese es Mexico... no el mio... pero si el de muchos... festejemos 200 años de independencia... y 100 de revolucion... como chingados que no!

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.