miércoles, 30 de mayo de 2007

Nostalgia

Hoy, al salir el alba, buscando unos documentos encontre tu fotografía, no recuerdo haberla dejado ahi, la mire un largo minuto, los segundos pasaban tan lentos como si no tuvieran a donde ir, parecía que el tiempo hacia una pauta.

Vi tu pelo, tus ojos, tus labios, tu cuerpo, sentí en el fondo de mi corazón una pequeña punzada de nostalgia, al mismo tiempo me pregunte:

¿Qué hubiera pasado si?...

Sé que el hubiera no existe y no me gusta usar esa palabra, pero se me vino a la mente, al reordenar mis pensamientos y mis recuerdos, guarde tu fotografía donde la encontré (digo si la deje ahi fue por algo, no lo sé) y al recapitular la historia me di cuenta que fue mejor así, que después de tí, empece a vivir intensamente, a conocer lugares, a conocer gente y sobre todo a conocerme a mi misma y ver lo fuerte que puedo llegar a ser.

También me pregunte ¿Qué siento por tí? y la respuesta fue... NADA... Me emocione al no sentir nada, al sentir mi corazón, mi alma y mi mente tranquilos.

Fuiste sólo un capítulo ya cerrado en el libro de mi vida y sé que a mi vida le faltan todavía muchos capítulos más, por lo mismo pienso, sí no morí por tí, no lo haré por nadie.

Este minuto de nostalgía hizo que en este amanecer respirará con más ímpetu, con más fuerza y ánimo a seguir adelante, a aprender más, a hacer que los demás aprendan un poco más de mí y a sentir a mi corazón sonriendo ante las nuevas posibilidades.

Sí... Ese minuto de nostalgia fue sólo un repaso general a ese capítulo en mi vida.

2 comentarios:

  1. Los hubiera son la elección que no tomaste... De haberlo hecho la realidad que vives sería el hubiera de esa realidad... Interesante, pero creo que aun no has aprendido la lección. La vida es muy corta, no podemos aprehendernos en cárceles de nostalgias. Hay que agradecer cada acontecimiento porque eso que nos pasa es lo que nos ha convertido en lo que somos. Engrandécete del pasado y sonrie al presente, eso hará el futuro mucho mejor.

    ResponderEliminar
  2. Me da gusto que ese minuto de nostalgia te haya servido para iniciar con mas fuerza.
    Cada persona que Dios pone en nuestro camino nos deja alguna enseñanza, aún cuando en ocasiones no nos sea fácil descubrirla, cada experiencia da como resultado lo que somos hoy en día, así es que a pesar del dolor y los sinsabores que pudo haberte causado da gracias, porque sin eso no habrías descubierto que tan fuerte puedes ser.

    ResponderEliminar

Ni modo, verifica la palabra para comentar, no me gusta, pero de repente entra mucho spam... De cualquier manera, agradezco tu visita a este, tu espacio.